historia
internacionales
campos
balance en 1ª división
clasificación y récords en 1ª div.
temporda actual
palmarés
extranjeros
goleadas
balance en 2ª división
más partidos jugados
R. Oviedo B
presidentes
goleadores
COPA
balance en 2ª B y 3ª división
derbies
himno/escudo
entrenadores
goles históricos
promociones
balance en el campeonato regional
El Requexón
baúl de recuerdos

LÍDERES EN LA 1ª DIVISIÓN

alineación 1/10/1944
 
equipo que ganó al Barcelona a domicilio (0-1) y se colocó líder en solitario
DE PIE: Granda, Alcalde, Sirio, Llorente, "Emilín", Chas, Pena, "Herrerita"
AGACHADOS: Román, "Campitos" y "Antón"; LES CORTS (1/10/1944)

            Sin tener en cuenta la primera jornada de cada campeonato liguero, por lo poco significativo que resulta encabezar la tabla clasificatoria tras haberse disputado un único encuentro (sin ir más lejos, el Real Oviedo debutó en la máxima categoría teniendo el honor de compartir el primer puesto tras la primera jornada después de vencer por 7-3 al Barcelona en la temporada 1933/34), el conjunto carbayón ha ocupado el primer puesto en la Liga de 1ª división varias veces, unas en solitario y otras como colíder compartiendo plaza con otros equipos.

            Estas han sido las ocasiones en que alcanzó el liderato:

 
TEMPORADA 1944/45:

            La campaña comenzó a lo grande. Buenavista asistió el 24 de septiembre a una goleada por 4-0 frente al R. Madrid con «EMILÍN» como único goleador de la tarde. Ese liderato compartido daría paso, tras derrotar a domicilio al Barcelona con un gol de ALCALDE, a encabezar la clasificación en solitario, pues ningún otro conjunto venció consecutivamente en esas dos primeras jornadas. La victoria en el campo de Les Corts pasaría a la historia por dos motivos: por ser la primera de los oviedistas en el feudo de los culés y por significar la primera vez en que el Real Oviedo encabezaría en solitario la clasificación de la 1ª división española. Era la segunda jornada.

            Cuando el Español visitó Oviedo el 8 de octubre, los locales ponían en juego tan privilegiada posición y la mantuvieron venciendo por 1-0 a los periquitos.

            Con 6 puntos en tres jornadas, líderes en solitario, con seis goles a favor y ninguno en contra y todo ello tras haber tenido un durísimo calendario inicial y haber comenzado el campeonato con grandes temores por el mazazo que significó el accidente que apartó del equipo a ECHEVARRÍA, la euforia podía aparecer.

            Fuese por exceso de confianza o por cualquier otra causa, en la 4ª jornada el desplazamiento hasta Granada se iba a saldar encajando un duro correctivo: 5-1. Pese a la goleada se mantuvo el primer puesto, si bien esta vez compartido con el At. Bilbao, quien en plena racha siguió encadenando victorias que le hicieron escaparse en solitario sin que los azules pudiesen acompañarlo (en la jornada 5ª no pasarían del empate como locales frente al D. Coruña, 2-2).

            Pero la campaña estaba siendo buena y el equipo, siempre en la zona alta, volvería a ocupar el primer puesto otra jornada más. Fue tras la jornada 9ª, en la que visitaba Buenavista precisamente el líder, el At. Bilbao, que caería por 2-0. Asturianos y vascos quedarían en lo más alto de la clasificación empatados con 12 puntos junto a otros dos equipos: R. Madrid y Barcelona.

            La derrota por 3-2 en Murcia en la jornada siguiente descolgaría a los oviedistas del grupo de líderes, que se vería reducido de cuatro a tres miembros.

            Ya no se volverían a probar esa campaña las mieles de la primera plaza, si bien la temporada concluría con un meritorio 4º lugar en la tabla clasificatoria final. Pero el regusto que quedó fue algo amargo por lo sucedido al final.

            La antepenúltima jornada (24ª) llevó a los azules a viajar hasta Sevilla, donde el 23 de abril de 1945, una alineación formada por LLORENTE, TAMAYO, PENA, PENEDO, DIESTRO, SIRIO, MUÑIZ, CAMPOS, CHAS, «ANTÓN» y GENÉ empató 1-1. La tercera plaza final parecía en la mano. Había que jugar en Gijón el partido de rivalidad antes de cerrar la Liga recibiendo al principal rival para ocupar esa posición, el At. Aviación (Barcelona y R. Madrid se habían escapado).

            Se caería tan inesperada como estrepitosamente en el Molinón (6-0) y pese a vencer en la última jornada 3-2 al At. Aviación, serían los colchoneros quienes ocuparían el tercer lugar.

            Pero se había sido líder durante cinco jornadas (dos de ellas en solitario).

 

TEMPORADA 1945/46:

            El 14 de octubre de 1945, el famoso 2-4 logrado por el Real Oviedo en San Mamés (con CABIDO como único jugador que batió la portería del At. Bilbao dándole vuelta en la segunda parte al 2-0 con el que se adelantaron los leones) iba a suponer que quedasen empatados con 6 puntos compartiendo el primer puesto hasta cinco equipos: Valencia, R. Oviedo, Sevilla, Barcelona y R. Gijón. Habían transcurrido cuatro jornadas.

            Tras disputarse la jornada siguiente, el quinteto de cabeza quedó reducido a un dúo formado por oviedistas y sevillistas, tras vencer los primeros por 3-0 al Valencia y los hispalenses por 3-2 a los gijoneses (el Barcelona perdería en casa contra el At. Bilbao).

            El 28 de octubre (jornada 6ª), tras vencer el Oviedo en Murcia por 0-3 y no pasar del empate el Sevilla en campo del Español, la clasificación quedó, en las primeras plazas, como sigue:

 
1.
R. Oviedo
10 ptos.
2.
Sevilla
9 ptos.
3.
Barcelona
8 ptos.
4.
At. Bilbao
7 ptos.
5.
R. Madrid
7 ptos.
 

            La posterior derrota a domicilio frente al R. Madrid por 3-1, apartó a los oviedistas de un liderato que, no obstante, retomaría más adelante, en la décima jornada, de nuevo en solitario (con 15 puntos tras vencer el 2 de diciembre al Celta por 1-0 y perder por el mismo tanteo en Valencia el Sevilla, líder en aquel momento y que terminaría ganando la Liga) y en la undécima, compartido con Sevilla y R. Madrid después de empatar el Oviedo en Castellón (1-1).

            El empate en Buenavista de la jornada 12ª entre Real Oviedo y Sevilla a un gol (16/12/1945) iba a dejar como líder en solitario al R. Madrid, si bien los oviedistas volverían a recuperar el mando en la tabla al comienzo de la segunda vuelta. Sería el 6 de enero de 1946 (jornada 14ª) cuando la victoria oviedista por 1-2 en el campo del Español emparejaría de nuevo a Real Oviedo y Sevilla con 19 puntos en lo más alto de la clasificación.

            Pero el Oviedo todavía conocería lo que iba a significar el dominio en solitario y durante otras dos jornadas. El 3-2 contra el Alcoyano dejaría la tabla por arriba de esta forma tras la jornada 15ª:

 
1.
R. Oviedo
21 ptos.
2.
R. Madrid
20 ptos.
3.
Barcelona
20 ptos.
4.
At. Bilbao
19 ptos.
5.
Sevilla
19 ptos.
 

            El 20 de enero de 1946 visitarían los azules el campo del At. Aviación como líderes de la 1ª división. Jugaron aquella tarde: ARGILA, JUGO, PENEDO, GRANDA, DIESTRO, SIRIO, «ANTÓN», SANSÓN, CABIDO, «GOYÍN» y «EMILÍN». El 2-2 final les permitiría mantenerse líderes en solitario durante otra jornada más, perseguidos a un punto por el cuarteto que formaron R. Madrid, Barcelona, At. Bilbao y Sevilla empatados a 21 puntos. Sería la última jornada en que ocupasen la primera posición en aquella campaña, pues una semana después el At. Bilbao ganaría en Oviedo por 1-2, vengando la derrrota sufrida en la primera vuelta y desbancando a los carbayones de la cabeza.

            En resumen, aquella temporada 1945/46 el Real Oviedo estuvo cuatro jornadas como líder en solitario y otras tantas como colíder.

 
TEMPORADA 1959/60:

            En la jornada 6ª visitaba Buenavista el líder Barcelona. Sumaba 8 puntos frenta a los 7 del Real Oviedo y del R. Madrid que le perseguían. Cayeron los azulgranas por 2-0 en un gran partido de los locales.

            Aquel 18 de octubre de 1959, el Real Oviedo se colocó líder junto al R. Madrid, que también venció en aquella jornada. Sería algo efímero, pues una semana más tarde el equipo cayó derrotado en Valladolid y perdió una posición que ya no volvería a ocupar en toda la temporada.

            Era un Oviedo donde destacaba el fichaje llegado meses atrás de Argentina, SÁNCHEZ LAGE y que contaba con la nota de espectacularidad que ponía el portero portugués CARLOS GOMES, tan famoso y peculiar dentro del campo como fuera (haría famosa la frase de que "si no hay dineiro, no hay goleiro", pronunciada por él al exigir el cobro de unas cantidades, negándose a vestirse de corto si no le eran satisfechas).

 
TEMPORADA 1962/63:

            El gran momento de forma del equipo a mediados de temporada le iba a encaramar de nuevo en lo más alto de la tabla clasificatoria.

            La campaña estaba siendo excelente, con el equipo en las primeras posiciones. El R. Madrid parecía estar a otro nivel y se destacó pronto. Pero una gran racha de resultados encadenados por los azules hizo que incluso, durante unas jornadas, se soñase con hacerle frente a los merengues pues en el ecuador del campeonato se le llegó a dar caza. Ya en el enfrentamiento directo disputado en Chamartín el 28 de octubre de 1962, un R. Madrid que goleaba con facilidad a sus rivales y que en esa temporada contaría sus partidos como local por victorias sin que se escapase ni un punto, sólo pudo derrotar a los oviedistas con apuros por la mínima (2-1).

            Se enlazarían cinco victorias consecutivas entre las jornadas 12ª y 16ª frente a D. Coruña (1-0), Valencia (2-0), Sevilla (2-3), At. Madrid (3-0) y R. Zaragoza (3-0), aprovechando a la perfección el hecho de que, por caprichos del calendario, se jugasen cuatro de esos partidos en casa, donde el rendimiento del equipo era sensacional (aprovechando el mal estado del césped del Carlos Tartiere). Pero fue la victoria lograda a domicilio en Sevilla (30/12/1962), la que permitió aprovechar el tropiezo del R. Madrid dándole caza. Aquella tarde en Sevilla jugaron BOUDÓN (MADRILES), «TONI», DATZIRA, AZCUETA, IGUARÁN, «PAQUITO», GIRÓN, SÁNCHEZ LAGE, JOSÉ LUIS, JOAO JORGE y JOSÉ MARÍA.

            Serían tres las jornadas en las que ambos equipos compartiesen el liderato y entre ellas la 15ª que ponía fin a la primera vuelta. Así, tras vencer por 3-0 al At. Madrid, el Real Oviedo concluyó esa primera vuelta con 22 puntos, los mismos que el campeón de invierno (el R. Madrid superaba a los azules en gol-average).

 
EL MUNDO DEPORTIVO 7/01/1963
 
"EL MUNDO DEPORTIVO" recogía así la noticia el 7 de enero de 1963
 

            Tras perder en Córdoba, el empate se desharía y el R. Madrid avanzaría veloz hacia un campeonato que lograría con aplastante superioridad mientras el Oviedo aguantaría en la zona noble hasta el final terminando tercero tras empatar sin goles en la última jornada contra el At. Madrid (subcampeón de aquella Liga) a domicilio en un partido muy defensivo (se necesitaba un punto para asegurar esa tercera posición).

            Una campaña que había comenzado con la gran decepción del fracaso del que parecía iba a ser una estrella, el brasileño LIVINHO, que no se adaptó al fútbol europeo (había sido fichado cuando se regresaba desde Nueva York de una gira americana de pretemporada que había enfrentado a los oviedistas contra el equipo portugués de Os Belenenses tras asombrar su juego) y con una dura derrota por 5-0 en Zaragoza en la primera jornada, que no presagiaba nada bueno, terminaría con un excelente tercer puesto y tras haberle hecho sombra incluso al todopoderoso R. Madrid durante unas cuantas semanas.

            Pero la alegría no duró mucho y no se podría saborear en exceso por la polémica creada con el malestar que en la mayoría de la afición provocó la venta al Valencia de los dos puntales del equipo («PAQUITO» y SÁNCHEZ LAGE) por una cantidad que parecía escasa: 2,5 millones de ptas. «PAQUITO» y 400.000 ptas. el argentino.

 
PÁGINA PRINCIPAL