historia
internacionales
campos
balance en 1ª división
clasificación y récords en 1ª div.
temporda actual
palmarés
extranjeros
goleadas
balance en 2ª división
más partidos jugados
R. Oviedo B
presidentes
goleadores
COPA
balance en 2ª B y 3ª división
derbies
himno/escudo
entrenadores
goles históricos
promociones
balance en el campeonato regional
El Requexón
baúl de recuerdos

TERCERA "DELANTERA ELÉCTRICA"

tercera eléctrica
 
"Antón", "Goyín", Echevarría, "Herrerita" y "Emilín" posando en el viejo Chamartín
 
LOS NÚMEROS DE LA TERCERA ELÉCTRICA (EN LIGA):
TEMP.
nº jornadas
goles
media p.p.
categ.
otros

1942/43

26

53

2,04

1ª div.

comenzó CHAS como delantero centro

1943/44

26

71

2,73

1ª div.

2º máximo goleador de la categoría

TOTAL

52

124

2,38

1ª div.

en la temp. 1947/48 volvieron a jugar juntos con frecuencia

 

            La Guerra Civil obligó al Real Oviedo a reconstruir su equipo. Tras la excedencia concedida para no intervenir en el campeonato de la temporada 1939/40 por las secuelas que el conflicto había dejado en Buenavista, todavía pasarían dos años muy duros antes de volver a contar con una formación de garantía que hiciese rememorar al gran equipo que, seguramente, hubiese escrito muchas más páginas de gloria de no haber estallado la guerra. En lo referente al quinteto atacante sólo se mantuvo el ala izquierda tras la vuelta de «HERRERITA» y «EMILÍN» de su cesión en el Barcelona. LÁNGARA estaba en Argentina jugando en el San Lorenzo de Almagro, «CASUCO» había fallecido y GALLART era un veterano que vivía sus últimos años como futbolista.

            Por la derecha irrumpiría con fuerza «ANTÓN», que ya había jugado algo en la temporada 1935/36 supliendo unas veces a «CASUCO» y otras a GALLART. Si bien su puesto era el de extremo derecha disputó bastantes encuentros como delantero centro tanto en el R. Zaragoza (donde estuvo cedido la temporada 1939/40 y marcó el primer gol de los maños en su historia en 1ª división) como en el Oviedo. Pudo haberse ido al Barcelona junto a «HERRERITA» y «EMILÍN» en esa primera temporada tras la guerra pero no lo hizo al exigir la misma ficha que iban a cobrar éstos (10.000 ptas.) y ofrecerle los barcelonistas sólo 8.000. El R. Zaragoza sí le pagó lo que pedía. Veloz, de rápido regate y con un fortísimo disparo llegó a ser llamado en sus inicios "el otro Lángara". Le pegaba tan duro al balón que también fue bautizado como "el rompe-redes", pues con sus disparos llegó a atravesar las mallas de las porterías contrarias en más de una ocasión (por ejemplo al marcar goles que obligaron a los colegiados a revisarlas para cerciorarse y dar validez a los tantos pese a encontarse el esférico fuera de la portería, cosa que ocurrió jugando en Buenavista contra el Granada en la temporada 1942/43 y que ya había sucedido en el partido frente al R. Madrid de la campaña anterior en el mismo escenario). Su temprana alopecia motivó que comenzase a jugar con boina, lo que se convirtió en una seña característica de su figura.

            «ANTÓN» estuvo a punto de fichar en varias ocasiones por equipos que pretendían sus servicios: el R. Zaragoza tras el fin de su cesión quiso quedarse con él, así como el At. Aviación, que puso sobre la mesa una importante cantidad de dinero por su baja que fue rechazada por D. Carlos Tartiere, que siempre afirmaba que el Oviedo no vendía, compraba. Pero la vez que más cerca estuvo de abandonar la disciplina azul fue cuando, en una escena que hoy resulta surrealista, se encontraba ya subido en el tren para dirigirse a Madrid (el presidente del R. Madrid Sr. Sánchez Guerra le había ofrecido por teléfono 16.000 ptas. de ficha en mano, un empleo en una relojería y le había mandado otras 1.000 ptas. para el viaje) cuando a pocos minutos de que saliese el tren y merced a un chivatazo de su hermano recibido por el secretario del Real Oviedo D. Calixto Marqués, se presentó su padre acompañado de D. Carlos Tartiere y D. Pedro Miñor y le obligaron a bajarse. Se dirigieron a la secretaría del club y firmó un contrato como profesional por 500 ptas. mensuales que estuvo en vigor hasta su baja en 1951. Era la temporada 1935/36, todavía no tenía un contrato profesional y sus primeras brillantes actuaciones habían llamado la atención.

            Tuvo la espina clavada de no haber llegado a vestir la camiseta de la selección española (la competencia en su puesto era tremenda) pese a haber llegado a ser convocado.

            Su compañero en esa banda iba a ser el mierense «GOYÍN», considerado el jugador más caro de la historia del Oviedo, no por las 35.000 ptas. pagadas de traspaso al Caudal de Mieres (firmó el 1 de enero de 1942) precisamente, sino porque se trajeron después gran cantidad de futbolistas para ocupar su puesto y, al final, siempre acababa jugando él. «CHOLO» DINDURRA, ALCALDE, MALÓN, GENÉ, DOMINGO o ITURBE fueron traídos para ocupar el puesto de interior y todos terminaron siendo suplentes de este formidable peón de brega que dió un rendimiento soberbio. Jugador de fácil regate y templada técnica que pese a su corta estatura era un gran cabeceador aprovechando su buen salto (era un especialista rematando los saques de esquina de rosca de «EMILÍN»), se convirtió en uno de los jugadores más rentables de la historia por su trabajo incansable. Causó baja el 30 de junio de 1951, el mismo día que lo harían también «ANTÓN» y ECHEVARRRÍA.

            Estos cuatro asturianos integraron regularmente la delantera oviedista durante prácticamente toda la década de los cuarenta, siempre liderados por la figura de «HERRERITA», un jugador que hubiese brillado mucho más de haberle tocado vivir otra época (España estuvo casi tres años sin jugar un partido internacional entre 1942 y 1945) y le hubiesen respetado más las lesiones. El primero en abandonar el club había sido «EMILÍN» en 1949 (de una forma muy triste y que dejó en muy mal lugar a la directiva, que se lo comunicó de una forma muy poco considerada para quien había tenido un comportamiento ejemplar durante veinte años: una triste nota con cinco líneas donde se le agradecían los servicios prestados). Pero siempre que las lesiones lo permitieron eran la base de la línea atacante. Lo que sufrió numerosos cambios fue la figura del delantero centro.

            Desde «ANTÓN» a CABIDO ("la bomba atómica"), pasando por SOLADRERO, CHAS, ECHEVARRÍA o LÁNGARA en su segunda etapa (VER BUSCANDO UN SUSTITUTO PARA LÁNGARA), las delanteras conformadas por el Real Oviedo en esta década eran todas brillantes. Pero la que se considera como "tercera eléctrica" es esta, la que comenzó a jugar en la jornada 7ª de la temporada 1942/43 al debutar ECHEVARRÍA sustituyendo al lesionado CHAS y que alcanzó en la siguiente temporada un nivel y una efectividad goleadora comparable con las dos "eléctricas" primitivas anteriores a la guerra civil. ECHEVARRÍA marcó esa campaña 26 goles y sólo fue superado por el valencianista MUNDO que hizo 27.

            El accidente de ECHEVARRÍA fue lo que hizo que esta formación no tuviese continuidad. Pese a que los sutitutos eran jugadores de gran nivel (por ejemplo CABIDO fue tercer máximo goleador del campeonato 1945/46 con 19 goles, sólo 5 menos que el gran ZARRA o el propio LÁNGARA hizo 18 un año después), el nivel alcanzado por los integrantes de esta tercera "delantera eléctrica" en la temporada 1943/44 ya no se repetiría.

            No obstante, una vez recuperado, casi milagrosamente, ECHEVARRÍA, estos mismos cinco componentes rememorarían viejos tiempos como ocurrió con el famoso 7-1 frente al R. Madrid en la temporada 1947/48. ECHEVARRÍA haría cinco goles y «HERRERITA» los otros dos.

            Los sustitutos no fueron capaces de mantener el nivel mas que ocasionalmente. Así, en una de las últimas exhibiciones de «HERRERITA», se dio vuelta a un 1-3 contra el Ath. Bilbao con cuatro goles suyos y dos de «QUINI», concluyendo el partido 6-3 en un día en que «EMILÍN» no jugó (jor. 4ª de la liga 1948/49 disputada el 3/10/1948). O el 5-4 con que se derrotó al Sabadell tras marcar dos tantos MUÑIZ en un final de partido que reflejaba un 3-4 en el marcador en una jornada en que «EMILÍN» estaba sancionado y «HERRERITA» lesionado (jor. 13ª del mismo campeonato, el 5/12/1948).

 
PÁGINA PRINCIPAL